De entre las redes sociales que puede usar una agencia inmobiliaria, LinkedIn es la más interesante para el sector inmobiliario, aquella en la que se debe estar presente de manera imprescindible. Al tratarse de una red social específicamente de networking profesional, es la que permite contactar con los perfiles más idóneos desde el punto de vista empresarial.

A grandes rasgos, LinkedIn cuenta con cerca de 500 usuarios el mundo, siete de ellos en España. Con más perfiles de hombres que de mujeres (55%-45% aproximadamente). Su público lo constituyen en su gran mayoría profesionales jóvenes, de entre 24 y 44, y de un nivel socioeconómico medio-alto.

“Se dice que LinkedIn reúne lo mejor de varias redes sociales: el muro y la capacidad de tener contactos de Facebook, y la posibilidad de seguir perfiles y compartir sus contenidos de Twitter. Además, permite publicar como en los blogs y compartir vídeos directamente. Mezcla muchísimas funcionalidades, con el añadido de ser una red social de networking profesional”, indica Erasmo López, Social Media and Content Manager de fotocasa y profesor de reputación online en La Salle y en la Online Business School (OBS).

Perfil personal o perfil empresarial

Una de las ventajas más destacadas de LinkedIn es que permite contar con un perfil personal y otro empresarial claramente diferenciados, pero fácilmente vinculados. Las agencias inmobiliarias deberían contar con un perfil de empresa y los agentes inmobiliarios deberían contar también con un perfil profesional que muestre claramente su pertenencia a la empresa.

Usos de LinkedIn para las empresas

Los usos más extendidos de LinkedIn por parte de las empresas están relacionados con los recursos humanos. Así, LinkedIn sirve para dar a conocer ofertas de trabajo, para validar posibles nuevas incorporaciones y para recibir currículums de personas interesadas en trabajar con esa compañía. Pero, además, esta red social profesional se usa también para seguir a referentes del sector y poder contactarles, para difundir el mensaje oficial de una compañía y para encontrar o ser encontrados por posibles clientes.

Para las agencias empresariales, en definitiva, la presencia en LinkedIn refuerza su reputación online y personaliza su imagen digital. “Si pensamos que es una red social profesional, cuanta más profesionalidad ofrezcamos, mejor”, indica el experto. LinkedIn es, por su funcionamiento, un buen canal de comunicación corporativa, por el cual se pueden compartir contenidos relacionados con el mundo inmobiliario, publicitar las actividades de la empresa y anunciar nuevas contrataciones o promociones internas, entre otros.

Otro beneficio añadido es que la presencia en LinkedIn mejora el posicionamiento SEO. “Al crear perfiles en redes sociales, estos nuevos enlaces se posicionan mejor en Google, de modo que cuando se realice una búsqueda con el nombre de la agencia o de los agentes, lo primero que se muestran son las redes sociales de las que se forma parte”.

linkedin

Publicidad en LinkedIn: ¿una buena inversión?

Al igual que Facebook y Twitter, LinkedIn también permite realizar inversiones en publicidad para promover algún contenido concreto como un post del blog, una promoción inmobiliaria o una oferta específica.

“En este caso las tarifas son bastante más elevadas que las de Facebook, pero vale la pena probarlas, porque la segmentación de profesionales supone una gran ventaja. Permite apuntar directamente a un tipo de público concreto con cierto poder adquisitivo”, indica Erasmo López.

El perfil personal en LinkedIn

Para los agentes inmobiliarios es muy recomendable contar con un perfil en LinkedIn porque se convierte en una muy buena carta de presentación profesional. Por ello es imprescindible contar con una buena foto de perfil actualizada y adecuada a un contexto profesional. Y es muy importante también tener actualizada en todo momento la información de contacto.

La descripción de la experiencia profesional en LinkedIn permite además agregar enlaces, fotografías, vídeos o presentaciones para crear un currículum online muy completo y dinámico, con ejemplos visuales de los trabajos desarrollados. Es importante también indicar los ‘skills’ (habilidades) que se poseen: idiomas, conocimientos técnicos, etcétera, porque existe la opción de hacer búsquedas directamente a través de estas etiquetas descriptivas.

Por último, resulta fundamental conseguir recomendaciones de parte de otros profesionales: colegas, clientes o proveedores, que añadirán un plus de garantía a la propia descripción. “Son comentarios de personas con quienes se haya tenido algún tipo de relación laboral, y con ello describen nuestros conocimientos a través de un comentario o validando ciertos ‘skills’.

Se pueden solicitar directamente a personas con las que se tenga confianza, pero sin duda la mejor forma de conseguir recomendaciones en nuestro perfil es ofrecer recomendaciones a otros perfiles. Una buena táctica es marcarse cierto número de recomendaciones al mes, no hacerlas de golpe. En unos meses eso generará con toda probabilidad ciertas recomendaciones que potenciarán nuestro perfil, aumenta su profesionalidad”, según Erasmo López.

Qué publicar en LinkedIn

Por lo que se refiere a los contenidos, el funcionamiento es similar al del muro de Facebook, en el que se puede publicar información de interés tanto de creación propia como enlaces externos, fotos y vídeos.

“La creación de contenidos directamente en LinkedIn, como textos y vídeos originales y no enlazados desde otras webs, es muy recomendable porque da una imagen de expertise, de profesionalidad. En el caso de los vídeos, además, son una muy buena herramienta para mejorar la visibilidad dentro de esta red social”, dice López.

Los grupos, fuente de contactos

Otro punto destacable de LinkedIn son los grupos sectoriales o temáticos. “Es interesante unirse a los grupos de nuestro sector, tanto nacionales como internacionales. Y ser activos a la hora de responder, ayudar a resolver las dudas que se plantean e incluso proponer temas de discusión. Es una muy buena manera para estar al día de lo que hacen otros mercados y abre la posibilidad de nuevos contactos profesionales”, concluye el experto.